|    Articulo:   La comida orgánica y la salud   |

alt

01-09-2017
La comida orgánica son los alimentos, frutas y verduras que se caracterizan por no haber sido expuestos a pesticidas, herbicidas, abonos, semillas genéticamente modificadas y otros ingredientes artificiales.  


Los alimentos transgénicos aumentan la producción pudiendo alimentar a mayor cantidad de personas de una manera más económica, puesto que al ser alterados tienen mayor vida y tamaño.

Los alimentos transgénicos aumentan la producción pudiendo alimentar a mayor cantidad de personas de una manera más económica, puesto que al ser alterados tienen mayor vida y tamaño.

Es importante, antes que nada, saber qué son los alimentos orgánicos.

Son alimentos, frutas y verduras que no han sido expuestos a pesticidas, herbicidas, abonos, semillas genéticamente modificadas y otros ingredientes artificiales.  En los animales, son aquellos que no han sido tratados con hormonas, antibióticos y se han criado en condiciones más humanas y naturales.

Los alimentos orgánicos cumplen con una vida cíclica que, al tener un cuidado muy preciso, ayuda a que el suelo vuelva a tener vida y siga siendo un lugar para cosechas, pero el problema principal son las plagas, puesto que una vez que sea infectado, el alimento ya no sirve como tal.

Se propone producir alimentos a la vez que se establece un equilibrio ecológico para proteger la fertilidad del suelo o evitar problemas de plagas. – FAO

Algunas ventajas de los alimentos orgánicos son:

- Contienen más nutrientes que los alimentos transgénicos y, en el caso de los vegetales, al ser cultivados en abono natural, contienen vitaminas de alto nivel, por lo que se puede ingerir menos comida y tener mejores resultados, y al igual que siendo criados de una manera natural, no contienen pesticidas (que son perjudiciales para la salud).

- En algunos casos se dice que tienen mejor sabor, pero es algo que genéticamente se puede modificar, así que un vegetal transgénico puede tener mejor sabor (color, tamaño), pero menos calidad nutritiva.

-  En el proceso de cultivación, la tierra se sigue manteniendo fértil, por lo tanto no ocasiona daños ambientales.

- Un animal criado de manera natural no tiene estrés, mismo que puede modificar (en el caso de las gallinas) el nivel del colesterol en sus huevos aumentándola más de un 100 %, ni ninguna otra reacción que modifique la carne o producto de éste, haciéndola realmente nutritiva para el ser humano.

- Los pesticidas provocan daños lentamente en el ser humano.

-  Éticamente hablando existe coexistencia con los demás seres vivos del planeta, respetando la vida de cada uno de ellos.

Los alimentos transgénicos aumentan la producción pudiendo alimentar a mayor cantidad de personas de una manera más económica, puesto que al ser alterados tienen mayor vida y tamaño, pero con distintos inconvenientes para la salud del ser humano y no sólo eso, también dañan al medio ambiente.

A diferencia de los alimentos transgénicos, los orgánicos siendo producidos de manera natural, requieren mayor cuidado (principalmente por las plagas). Su elaboración es más complicada, por lo tanto son más costosos, pero conforme aumenta la demanda de alimentos y productos orgánicos, las innovaciones tecnológicas y las economías de escala deberían reducir los costos de producción, elaboración, distribución y comercialización de los productos orgánicos.

Por: María Fernanda Reales Ayón